domingo, 10 de diciembre de 2017

Derechos Humanos, ¿Día para celebrar o reivindicar?

Nadie puede dudar que desde 1948 en que se aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos, hasta nuestros días, han existido muchos progresos en todo lo que ella recoge. Pero si es una realidad que en los momentos actuales la economía y la obtención constante de beneficios, a costa de lo que sea incluso de los derechos que esta declaración viene a defender, se encuentra de manera desbocada donde todo vale. El discurso de que la solución al conjunto de nuestros problemas lo tendremos en los incrementos constantes de cifras macroeconómicas, deja de lado cualquier otra referencia y valida el incumplimiento por parte del conjunto de paises que han ratificado la declaración en papel mojado. De ahí que en este nuevo 10 de diciembre en que se celebra su aprobación, posiblemente más que celebrar debiera de ser un día de reivindicar su cumplimiento.

Como muestra un botón, si leemos de manera detenida lo que dice su artículo 25 y lo comparamos con lo que vivimos en nuestro día a día, la respuesta está servida:

"Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad".

Como alguien diría recientemente, las normas están para cumplirlas, y si no ...???

En positivo

Licencia de Creative Commons

Páginas visitadas